• Ortiz Remacha

UNA MERA ANÉCDOTA



Cuando la respuesta a una adversidad, una derrota o una ilusión no alcanzada es la frialdad, la calma, la falta de dolor en las entrañas, las cosas comienzan a dejar de importar. Por lo menos con la intensidad y coraje de antes. Y lo digo no solamente con respecto a la afición sino también ampliando el espectro a quienes trabajamos en contar las cosas que pasan.


Otro año más con un adiós en la Romareda a la Copa después de dos encuentros consecutivos, aunque de por medio estuvieran las vacaciones, donde se reflejó la realidad del equipo aragonés. Como en todos los años que lleva en Segunda División aunque a veces nos pareciese cercano el ascenso.


El fútbol es un negocio diferente y hay que saber que influyen muchas cosas para conseguir el éxito. Especialmente el plano emocional, el de construir durante muchos años una afición que esté orgullosa de su club y sea exigente con la plantilla, el cuerpo técnico, los mandos intermedios y la propiedad.


No se libra ninguno de la duda, del escaso aprecio, del reconocimiento por dar todo lo que saben y pueden, o de un desprecio ganado a pulso en estos años.


Un negocio, lo he dicho muchas veces, es una actividad para ganar dinero. Pero se puede ganar mucho dinero y ser admirado por tu gente si consigues éxitos, amplías las expectativas, mejoras las instalaciones y das motivos para el orgullo.


Ser eliminados de la Copa por el Sevilla es una mera anécdota. Lo malo es lo que todavía queda para terminar la liga.

Ortiz Remacha TV