• Ortiz Remacha

SENSACIONES DISPARES



Con el marcador del sábado, un inesperado empate a cero ante el filial de la Real Sociedad, se abren de nuevo las dos vertientes de la opinión blanquilla, una de ellas alimentada por algunos responsables del club. La primer, que es un anti zaragocista quien no advierta el espectáculo y el gran fútbol del equipo de JIM; la segunda, que es importante el espectáculo pero que se han perdido siete puntos en la Romareda donde aún no se conoce la victoria.


Es posible que esta semana, para cambiar el giro de las sensaciones en la calle, se diga algo más del culebrón de la venta. Alguna filtración para que no se piense en que, después de cinco jornadas, se lleva una sola victoria y el gol llega después de más de veinte intentos. Recordemos que uno de los tantos conseguidos esta campaña fue en propia puerta, otro de penalti y el de Narváez fue gracias al rebote en un jugador del Sanse.


Valen también y son tan legales como cualquier otro, pero a los demás les cuesta mucho menos marcarte con menos ocasiones de gol.


Me gusta el fútbol que ha exhibido estos últimos partidos el Real Zaragoza, las correcciones de Juan Ignacio Martínez para mejorar el sentido del juego y la voluntad de Narváez, Nano Mesa, Álvaro Giménez o Iván Azón. Habrá que seguir trabajando para ser más eficaces pero no seamos autocomplacientes; tampoco con cerca de dieciocho mil personas en las gradas se pudo ganar a un adversario que es el filial de un club de Primera División y que tenía tres o cuatro bajas importantes.


No querría recurrir a un refrán que tengo siempre presente: “La operación fue un éxito pero falleció el paciente”.

Ortiz Remacha TV