• Ortiz Remacha

QUE SIGA ENCENDIDA LA CHISPA


Ya se empiezan a poner plazos a la venta mayoritaria, parcial o total del Real Zaragoza. Con esas gotas que decía al comienzo, que van filtrando y poniendo en canción de manera intermitente a la afición del conjunto blanquillo pero humedeciendo solamente el contexto. Un comunicado por aquí, otro por allí, una noticia que se desliza por allá, sin ningún tipo de interpretación pero solo como una anécdota.


Es verdad que ahora, con la competición ya comenzada y una mejoría del equipo sobre el terreno de juego, al zaragocismo solamente le interesa el fútbol. Y más ahora, que podrá entrar más público a la Romareda con la disminución de las restricciones por la pandemia.


No sé lo que está pasando en las cocinas del club, entre las familias y los más cercanos a los intereses de los propietarios. Entre fogones, los pactos internos, el cuidado en que no salga nada que no esté controlado por las partes implicadas.


Ya estamos en la novena temporada de calvario por Segunda División sin que nada haga confiar en un proyecto sólido más allá de aguantar hasta las últimas jornadas de competición y que se llegue a los play off.


Hay mejor plantilla que la temporada pasada, el cuerpo técnico conoce la situación y JIM corrige los defectos de un comienzo difícil por la falta de gol y la mayor fragilidad en defensa. Crece la cantera, los veteranos dan la cara, algunas incorporaciones parecen interesantes…


Ahora hay dos grupos en el Real Zaragoza: los que están implicados en el negocio del club, su negocio, algo totalmente comprensible en una sociedad anónima, y el resto. Es decir, plantilla, técnicos, trabajadores de su entorno y la afición.


Solamente espero que siga la chispa que encienda la ilusión y el compromiso para seguir adelante otro año más.