• Ortiz Remacha

LAS COCINAS DEL CLUB



Seguimos con el silencio interno del Real Zaragoza a la espera de la recuperación de los jugadores con molestias para conseguir la tercera victoria frente al Lugo en el Anxo Carro. Ese escenario donde Christian Álvarez marcó en los últimos instantes del partido un gol histórico que sirvió para la permanencia la temporada pasada.


Todo el mundo habla si la falta de puntería es producto de la mala suerte o si realmente no hay suficiente eficacia en la definición. No lo sé, es algo que solamente se conocerá al finalizar la temporada porque ésta es una de las características de un deporte tan apasionante como el fútbol.


Mientras la gente le da vueltas a la cabeza con esta certeza siguen las cocinas del club funcionando para ver cómo presentan un menú donde se vean reflejados los ánimos de la afición. Pero a veces los platos están demasiado crudos, pasados de cocción o mal presentados.


Todos corriendo por los huecos que dejan los fogones, la carne, el pescado, la verdura y las legumbres, apiladas en las mesas. Falta tiempo, la gente se queja de que no llega la comida, mientras consumen el aperitivo ofrecido por el encargado del local.


No se sabe quién es el jefe, hay ciertas tensiones intestinas por quedarse con y sin mayoría, con proyecto o no, simplemente asumiendo que el equipo se salvará y que se habrá ganado otro año.


De momento el Real Zaragoza se desplaza a Lugo, el adversario con el que más veces se ha enfrentado en Segunda División y que no abrirá el mercado de mariscos para el restaurante blanquillo si no es con mucha insistencia.

Ortiz Remacha TV