• Ortiz Remacha

HAY QUE TOMAR DECISIONES



Sigue sin pasar nada, con la sospecha de la venta de algún futbolista de la plantilla para cuadrar las cuentas, y con la decisión del Gobierno de Aragón de colaborar en el proyecto de remodelación de la Romareda o de la construcción de un nuevo estadio. La semana pasada ya fue el Ayuntamiento quien se pronunció a favor y se plantearon diferentes posibilidades.

Ahora falta que se dirija a su masa social y seguidores el Real Zaragoza para que nos cuente cuál es su idea y cómo va a intervenir en un asunto que en los últimos veinte años no ha tenido un consenso como en estos momentos.

La decisión debe tomarse cuanto antes, elegir la ubicación o si se reconstruye en el mismo lugar, tener un proyecto de estadio y hacer todo el papeleo para que empiecen las obras. Y terminarlas, por supuesto, porque se trata de un escenario que tendría que ser un referente urbanístico, de pasión, de ilusión y de negocio para la ciudad de Zaragoza.

Veremos cuándo, cómo y de qué manera van acercándose las partes, y cómo se ajusta el rompecabezas de tal manera que todo encaje. Va a ser muy difícil que yo esté sobre la tierra si algún día el Real Zaragoza disputa una competición internacional, antes tendrá que ascender a Primera División. Espero poder ver terminadas las obras y acceder al nuevo coliseo zaragocista como balón de oxígeno para seguir adelante.