• Ortiz Remacha

AQUÍ NO PASA NADA



¡Qué pronto quieren hacer que olvidemos las cosas! Ni se dice, ni se ve, ni se escucha nada sobre la situación deportiva del Real Zaragoza. Se ha cerrado el telón con motivo del enfrentamiento entre los dos clubes aragoneses en Segunda División, se han conseguido unos miles de euros con la venta de entradas y ahora a mirar de soslayo al encuentro en la Rosaleda.


Faltarán Nano Mesa y Francho por lesión y habrá que remodelar el centro del campo y el ataque después de los cambios introducidos sin éxito por Juan Ignacio Martínez. Se juega fuera de casa, donde se ha conseguido la única victoria desde agosto en esta liga.


Se conoce que después de las medidas de apertura de los estadios, ni la presencia de público, ni el impresionante apoyo de los aficionados antes y durante el partido, han establecido el vínculo emocional suficiente para que se dejen las entrañas sobre el campo los jugadores.


Y hasta ahora los adversarios no han sido de los importantes, de los candidatos a estar entre los diez primeros, al margen de su límite salarial. Falta darle una vuelta al sistema, a la ubicación de jugadores para favorecer la transición en ataque y no sufrir con el intercambio de golpes cuando se rompe el partido.


Responsabilidad del director deportivo por no haber invertido más dinero en un goleador en vez de fichar más futbolistas para completar el grupo. Sabiendo, además, que JIM es de plantillas cortas.


También del entrenador que, pese a ser el más eficaz del grupo dirigente y haberse ganado la confianza, sigue apelando a una heroica inexistente con tres cambios en los minutos cercanos al noventa.


Y de los jugadores que, pese a la ansiedad y al nerviosismo de no marcar, fallan arriba lo indecible.


De los de arriba, no digo nada. Callando a la espera que se gane y entonces atacar a los críticos con su gestión. La historia se repite.

Ortiz Remacha TV