• Ortiz Remacha

AMBIENTE DESÉRTICO




No es sencillo terminar una temporada con el amargor de un 0-5 en la Romareda después de conseguir el dudoso pero imprescindible premio de la permanencia. Y que se hayan apagado las luces premonitorias de un cambio de propiedad tan desconocido como arriesgado. Si a esto añadimos que el comienzo de la temporada se salda con dos discretos partidos, ningún gol conseguido y un punto de seis posibles, la situación alcanza niveles de "ambiente desértico" en la afición zaragocista.


Se va soltando lastre, no sabemos qué significan las salidas de futbolistas sobrantes a nivel económico porque no se ofrecen los detalles de las cantidades, pero los movimientos son positivos. Pero las incorporaciones están llegando tarde o en condiciones físicas bastante precarias lo que significa que se van a arrojar por el sumidero las primeras jornadas de competición. Lo normal si tenemos en cuenta que es lo habitual durante las últimas temporadas y que los gestores del club continúan en la propiedad.


Hace mucho tiempo que no existe un centro del campo que aporte posibilidades ofensivas al equipo y falta un futbolista concreto que asuma esa misión. Ya sabemos lo que dan de sí futbolistas como Eguaras, la eterna promesa, o James Igbekeme que es muy proclive a las lesiones musculares y le falta liderazgo.


El papel de Narváez, si continúa finalmente, también habrá que ajustarlo para que sea más importante de cara al gol. Como el de Álvaro, el de Iván Azón, o del que llegue antes del cierre del mercado. Todo esto significará un cambio de sistema que tendrán que asimilarlo los jugadores después de una pretemporada donde se habló más del cambio en el accionariado de la entidad que del concepto que se iba a sumir para enfocar la novena campaña consecutiva en Segunda División.


¿Se trata de improvisación? ¿Se busca el cansancio de los seguidores? ¿Existe un plan diferente que desconocemos fraguado en las cocinas del club? No lo sé, pero la paciencia y la espera es una de mis grandes cualidades, como la sonrisa ante el odio.

Ortiz Remacha TV