• Ortiz Remacha

ÉXITO O FRACASO



Thomas Alva Edison fue un científico, inventor y empresario de los Estados Unidos capaz de trabajar en cambios tecnológicos tan importantes como el fonógrafo, la cámara de cine, la bombilla incandescente o el suministro público de electricidad.


Pero además mantuvo siempre un discurso de superación porque muchos de sus inventos ponían en peligro diferentes industrias y actividades empresariales.


Edison reconocía que “muchos de los fracasos de la vida son de personas que no se dieron cuenta de lo cerca que estaban del éxito cuando se dieron por vencidos”. Excelente reflexión que merece la pena asumir porque nunca sabemos a cuánto estamos de ganar y si debemos dejarnos llevar por el cansancio o el hartazgo cuando estamos a unos metros de traspasar la meta y no lo sabemos.


También es posible reventar por intentarlo más allá de nuestras fuerzas o que el triunfo deje un trofeo de escasa importancia. Incluso que ya no sientas nada como cuando estabas en plena batalla y no sepas qué hacer con la corona de la laurel colocada en tu cabeza.


No lo sé, me pasará como a la mayoría de ustedes, que han caído y se han levantado consigan o no la victoria. A veces la lucha es como el tránsito en un viaje: se disfruta más mientras dura el camino que cuando llegas a tu destino.


¿Merece la pena seguir? ¿Estamos desfallecidos y cerramos los ojos para sumergirnos en el sueño? ¿Qué hay a la vuelta de la esquina?


También es una frase lapidaria la que dice algo tan real como cruel: “Ten cuidado con lo que deseas, no lo vayas a conseguir”. Pero esa ya es otra historia y la comentaremos una noche de estas.